lunes, 12 de diciembre de 2011

Hermano and family

Del conjunto formado por mi hermano and family (actualmente tres personas, pareja e hijo) hay una tercera parte que ignoro... es la manera más fácil de no cabrearme cada vez que ella abre la boca. Ni si quiera hay parte atenuante porque cuando nos conocimos ella se hizo inseparable... hasta que consiguió conquistar a mi hermano. A partir de ese momento dejé de existir.

Para ella su familia está formada por sus padres, sus hermanos, sus sobrinos (los hijos de sus hermanos), su hijo, su marido y para ya de contar. Ni mi madre (su suegra), ni mis hijas (sus sobrinas) ni yo, formamos parte de esa familia y por consiguiente es trabajo perdido un simple beso a mis hijas y no hablemos de un regalo, o incluso ni una caricia cuando eran bebés. Mi madre es su suegra y sólo la recuerda cuando la necesita para dejar a su hijo.

La primera vez que me hizo una trastada, mi hermano la exculpó por su despiste... la segunda vez igual, la tercera... pero cuando has perdido la cuenta de las veces que te ha jodido la marrana (vaya expresión pero es la que se me viene a la cabeza) y sigue y sigue... lo mejor es hacer oídos sordos a sus comentarios, a su mala fe, a sus trapicheos para que el resto del mundo sepa lo buena que es ella y lo malos que son el resto de la humanidad, porque quiero a mi hermano y mi sobrino (y al que viene en camino) y no quiero perder contacto con ellos, pese a ella.

Todo viene a cuento porque ayer domingo familiar (como todos los domingos), toda ilusionada conté en la comida nuestro proyecto de futuro y su respuesta fue pisotearnos una y otra vez para que nos diéramos cuenta de nuestro error. Para después contarnos lo bien que lo había hecho su hermano y avisarnos que si coincidía la fecha con la 1ª comunión de su sobrino a ellos (mi hermano and family) no le íbamos a ver el pelo.

Lástima que forme parte del conjunto de mi hermano and family y me toque verla en domingos familiares y fechas similares, pero me estoy convirtiendo en toda una experta en ignorar sus palabras.


2 comentarios:

Maireen dijo...

Toda la mala fama se la llevan las suegras, pero yo creo que las cuñadas son peor. Por lo menos, esa es mi experiencia. Yo también tengo un único hermano, y mi cuñada es un estilo a la tuya. Viven a 5 minutos de mí y mi madre y no recuerdo cuándo fue la última vez que la vimos. Pero si te digo que ya preferimos no verla, te harás una idea de cómo es.

Zanawsina dijo...

Haces requetebien, no se merece ni el intento de saludo...

Pero tú eres demasiado buena persona cielo.

Grrrrr, la muerdo...