viernes, 12 de agosto de 2011

Catorce

Cuando era niña, recuerdo mis cumpleaños haciendo cuentas... cada año cumplido era un año menos para llegar a los catorce.

¿Catorce años? Realmente no sé la razón de mis deseos por cumplir esa edad en concreto, esa parte la he olvidado, pero no esas restas... seis años más... cinco... cuatro... para llegar a los catorce. Un bueno día, más concretamente un tres de junio de 1981 los cumplí y olvidé para que quería tener catorce años, pero al menos ya los tenía.

Han pasado ya treinta años más... y a mis cuarenta y cuatro, hoy, doce de agosto del 2011 celebramos los catorce años de vida de la leona menor, Ithilien.

Cuarenta y cuatro, una vida ya vivida de una madre.

Catorce y una vida por vivir de una hija.

Te deseo lo mejor Ithilien, feliz cumpleaños y que ese futuro por vivir que tienes por delante, lo disfrutes con ilusión, porque pase lo que pase, la vida merece ser vivida.

Te quiero leona ya no tan pequeña.


3 comentarios:

Maireen dijo...

¿14 años ya la pequeña? Ay, Wen, cómo nos hacemos viejas. Cuando empece a leerte creo que tenía 8 años.

Felicidades a la cumpleañera.

Zanawsina dijo...

¡¡¡No me lo puedo creer!!! Pero qué grande estará yaaaaa!!!! Madre mía, qué ganas de volver a veros a todas!!!!!!!

Ithilien, felicidades. Cada día eres más consciente de lo que es la vida, aprovecha todo lo que aprendas para tener una vida de calidad :D

Vivi de MamásyBebés dijo...

enorme la leona!