sábado, 8 de enero de 2011

La paja en ojo ajeno...

Nunca había estado en Cataluña hasta que conocí a Monty allá por el 2005. En estos años de relación (casi seis ya ¡¡cómo pasa el tiempo cuando estás a gusto con alguien!!) habré viajado a Barcelona y alrededores unas diez veces. Viajes de entre 5 días y 2 semanas de duración.

Cuando vuelves a Andalucía y comentas que has estado en Cataluña, una de las preguntas que siempren salen a relucir es ¿Has tenido problemas con el idioma? Siempre he contestado que no y es la verdad. En algunos comercios me han hablado en catalán y al decir que no lo entendían, automáticamente han pasado al castellano. En reuniones de amigos y conocidos, en cuanto se han dado cuenta que no hablo el idioma, también han cambiado; por aquí se tiene la idea de que los catalanes son tan obsesivos que pecan de descorteses y maleducados antes el resto de los españoles y para mi no es así... aunque las instituciones, es otro cantar...

Me llamó mucho la atención, por ejemplo, que en los ferrocarriles catalanes, el castellano sea el 3er. idioma en discordía, tras el catalán (obvio) y el inglés (¿eh? ¿eso quiere decir que tras los viajeros catalanes, los ingleses son los que más usan los ferrocarriles catalanes?); hasta el extremo que algunas lineas solo avisaban de las próximas estaciones en catalán e inglés (sin comentarios a esto último).

También pequé de inocente cuando en mis dos visitas al Museo de las Ciencias no entramos a la visita del Planetarium porque la alocución era en catalán... las dos veces que fuimos... en distintos meses... Ya era mala suerte que no coincidiéramos cuando la alocución era en castellano.

Aunque el remate ha sido estas navidades pasadas (por cierto, feliz año nuevo a todos; sé que llego con una semana de retraso, pero es que no he parado por casa hasta ahora). El día que habíamos programado visitar el Parque Güell hacía tanto frío que lo cambiamos por la visita al Museo Egipcio, a petición mía. Encontré la entrada bastante cara para lo pequeña que es la exposición, aunque eso sí, me gustó mucho. Lo que ya no me gustó tanto fue encontrarme una sala de las tres que tiene el museo con todas las explicaciones en catalán... todas, toditas, todas... mientras en el resto estaban tanto en catalán, como en castellano e inglés.

La explicación de Monty de que esa sala tenía una exposición temporal no cuadra con que solo pusieran los cartelitos en catalán, lo siento cariño, pero ahí no me lo creo. Mientras defiendo a capa y espada que los catalanes son buena gente y educados, los cuatro políticos de turno están consiguiendo que el resto del país le tome manía a un gran pueblo, por su obsesión sobre el idioma entre otros menesteres políticos en los que no entro.

Nota adicional: Hace unos años sonreí ante la anécdota que contó una amiga sobre como aparecieron los mossos en una convención médica, denunciando que las presentaciones no se hicieran en catalán, ya que estaban en Barcelona... las circuntancias de que la gran mayoría de médicos no eran españoles y que entre todos se comunicaran el inglés, no fue eximente para quien puso la denuncia... y ya no añado más, porque seguro que alguien me recordará que no veo la viga en ojo propio...

5 comentarios:

Irene dijo...

Como andaluza viviendo en Cataluña, estoy muy de acuerdo con todo lo que has puesto. Ay, con lo bonito que es el bilingüismo y qué pena que esos cuatro políticos de turno, de una u otra postura, se empeñen en complicar las cosas y usar el idioma como arma política. La gente no habla un idioma u otro por política, y es una pena que intenten hacernos creer lo contrario. Y lo peor es que a veces algunos se lo creen.

Besos

Monty dijo...

Solo dos puntualizaciones ;)
En Renfe y Metro las alocuciones son catalan, castellano y a veces inglés. Es en los ferrocarriles de la generalitat donde es catalán - inglés. Y conste que ni yo me había dado cuenta de que no salía castellano.
Lo del museo egipcio te confirmo que es una exposición temporal de uno de los mecenas del mismo... y ahí ya no creo que ni la política tenga nada que ver. No es la norma que haya gente que se empeñe en el tema, pero haberlos haylos.
Y lo de porqué inglés, es porque durante todos los días del año Barcelona es la ciudad con más extranjeros de España en visita. Recuerda cómo estaba la sagrada familia :p

Kotinussa dijo...

Hace tiempo escribí un post sobre el tema y estaba fundamentalmente de acuerdo con lo que dices. Que no es un problema de los catalanes en general, sino de los políticos, que todavía no tengo claro qué piensan ganar con eso (aunque estoy segura de que piensan ganar algo, hay un objetivo detrás que los beneficia A ELLOS, y no a la población en general). No es de recibo que la administración pública o la universidad te obligue en muchos casos a usar exclusivamente el catalán.

Partiendo de esa base, creo que el resto de los catalanes no es inocente al 100%. Su parte de culpa es haber dado cuerda a esos políticos para que lleguen a esa situación. Y no manifestar claramente que están en contra de ese fanatismo lingüístico (como por ejemplo si cientos de miles de padres exigieran enseñanza en ambas lenguas EN IGUALDAD. Esa es su culpa, no la puede negar nadie y son en parte responsables de haber llegado a la situación actual.

synnove dijo...

Hace mucho que no voy a cataluña, y cuando iba, mis primos eran los que hablaban todo el tiempo y me traducían un poco... pero sí, creo que la política está radicalizando mucho el tema.

HSolo dijo...

Hace unos días me pasaron un "chiste gráfico" muy irónico que decía algo así:

los ingleses hablan inglés porque son ingleses
los franceses hablan francés porque son franceses
los italianos hablan italiano porque son italianos
los catalanes hablan catalán por llamar la atención, discriminar y por pedir la independencia...

Sinceramente ¿hay algún castellano hablante que no entienda la siguiente frase? (pongo la transcripción fonética) "próxima estasió: sants estasió, correspondensia am línia tres"

En cuanto al Museo Egipcio de Barcelona, lo conozco y es un museo privado. Yo creo que el titular del mismo puede escoger el idioma que quiere usar, aunque me huelo que los políticos le obligan a que esté al menos en catalán (idea que no comparto, aunque comprendo y sería muy largo de explicar) y si quiere ahorrar en cartelitos para una exposición temporal, me parece muy lícito.

Y lo dice una persona cuya lengua materna es el castellano y cuyos padres llevan 50 años en Cataluña y sólo saben decir "adéu".

Un besazo

PD: cuánto tiempo sin escribir... cuánto tiempo me falta y qué bueno que me falte, jeje.