domingo, 19 de diciembre de 2010

Mi vida reinventada

Durante años he vivido de recuerdos, algunos divertidos, otros no tanto, algunos felices y otros... bueno... otros distintos. Me aferraba a ellos para demostrarme mi capacidad de seguir adelante, viviendo, porque mi día a día, salvo la parte en la que intervenían mis leonas peleonas, no era ni tan divertida ni tan feliz. Me obligaban a ser optimista y a compartir esos recuerdos.

Y acabo de descubrir que ahora ya no necesito esos recuerdos, ahora estoy acumulando cientos de ellos, llenando mis cajones, tal vez con miedo a volver a necesitarlos de nuevo en un futuro, pero también disfrutando de ellos día a día. Vuelvo a tener mis ataques de risa escandalosa, a divertirme, ya no tengo que obligarme a sonreir, porque me siento así todo el día. Todo eso no implica que no tenga problemas, sino que me siento plenamente capaz de enfrentarme a ellos y sobre todo, mi capacidad a compartir mi vida con otra persona que me ayuda y me llena.

Pensando en cambiarle el nombre al blog y titularlo: "Mi vida reinventada"

7 comentarios:

Lara dijo...

Problemas tenemos todos pero si aún así sonríes todo el día vas por buen camino. Me alegro.

Mary Lovecraft dijo...

Hola Wende preciosa! cuantísimo tiempo sin leerte por mi alejamiento blogueril...y cuando te vuelvo a leer, te leo tan o más feliz que te dejé, esto no tiene precio :D

Muchísima felicidades, reina, por todo lo bello que sigues viviendo día a día, ¿sabes qué?? que me encanta ese hipotético nuevo título de tu blog. Si te decides a cambiarlo, yo creo que le vendrá como anillo al dedo.

Un beso enorme para tí, tus leonas y tu gran amor. ¡muuuuak!

p.d.: he vuelto :D y más que volveré por tu casita ***:

Irene dijo...

Sé que hace mucho, muchísimo tiempo que no te escribo nada, pero aunque parezca mentira, te sigo leyendo :)

Me alegro mucho de que hayas recuperado la alegría, y creo que sería un magnífico nuevo título para tu blog :D De todos modos,yo creo que uno nunca debe dejar de reinventarse, de evolucionar, de volver la vista atrás y ver todo lo que hemos cambiado y aprendido, aunque supongo que eso tú ya lo sabes de sobra ;)
Un beso.

Mithrand dijo...

Dicen que eso es la felicidad... todo lo demás es Disney, e irreal. Aprovecha, y que dure por siempre.

Viviana de MamásyBebés dijo...

sabes que Wen? yo tambien me descubro con unos ataques de risa terribles, que no tenia desde la adolescencia...

sera q ahora estamos junto a hombres que saben serlo ?

dockof dijo...

Has crecido, Sweet Maya. Tu reinvento ya es una realidad. Un abrazo from Doc ;-).

synnove dijo...

¡Qué bien!

Felicidades.