viernes, 22 de octubre de 2010

Dos años ya

En unos días serán dos años... el tiempo pasa realmente rápido cuando tienes tu vida y tu camino encarrilado, con alguien al lado compartiendo los buenos y los malos encuentros.

En unos días serán dos los años que han pasado, desde que convencí a mi doctor para intentarlo de nuevo. Una tras otra fui socabando sus razones. Tenía razón sobre mi problema hormonal, tenía razón sobre mi diabetes y sobre mi tensión arterial alta, tenía razón sobre mi sobrepeso... pero todo estaba más o menos controlado y ahí tuvo que asentir. Tenía razón sobre mi edad, ahí no pude añadir nada. Sí, tenía 41 años y quería ser madre de nuevo. Al final después de múltiples pruebas médicas asintió.

Mi doctor dijo que SI.

Podía intentarlo de nuevo. Estaría muy controlada y al principio sería complicado: cambio de medicación, encontrar la insulina apropiada, controles constantes, incluso habló de pasar semanas ingresada, pero no me importaba. Quería ser madre de nuevo. Sentía la necesidad de ofrecer mi amor incondicional a otro ser.

Después tocó convencer al padre de la criatura, que solo impuso como condición que el médico aceptara y como eso ya estaba conseguido...

Mi doctor dijo que SI.

Los primeros meses siguieron la ilusión, los proyectos, los sueños... y mes a mes, los desengaños. En esta ocasión no. Quizás el próximo mes... no quizás no, seguro.

Pero pasó el tiempo y empezó el miedo... ¿y si no...?

Y después los primeros retrasos negativos. Nuevas pruebas médicas, no había embarazo, ¿qué ocurría?

Más miedo, se habló de menopausia precoz. Pero no, finalmente me confirmaron que seguía siendo fértil, aunque eso si, ya tenía los 42 años.

Y llegaron los 43 semana a semana, mes a mes, pasito a pasito el tiempo sigue su camino. El miedo y el estrés por no quedar embaraza han pasado. Ya no siento esa ansia, aunque sigo mirando a todo bebé que se cruza por mi camino, a cada mujer embarazada que podría ser yo.

Empiezo a aceptar que no volveré a ser madre de nuevo, dejo el camino libre por si... pero ya no cuento los días, ni las faltas. Me siento feliz tal y como estoy... estamos, que somos dos. Sigo disfrutando de la búsqueda (¡¡cómo no!! es lo más divertido de intentar ser padres) y en ocasiones siento algo de miedo, pero ya no duele como los primeros meses...

Mi doctor dijo SI pero la naturaleza está convenciendome que mejor NO.

8 comentarios:

Amaranta dijo...

Siento mucho que no haya podido ser. No obstante, dicen que cuando las cosas no se esperan, nos sorprenden. Espero que la vida te sorprenda gratamente, ese amor que siempre transmites se lo merece.

Kotinussa dijo...

He oído hablar de muchos casos en los que el mismo estrés por conseguirlo era un impedimento. Y cuando te relajas, dejas de proponértelo como una meta y te olvidas un poco, ¡zás!

De cualquier forma, tú serás feliz.

P.D. He tenido un problema con mis dos blogs en Wordpress, que se fastidiaron de forma inexplicable. He vuelto a abrir otro en Blogger (¡estoy harta de mudanzas!). Entre una de las cosas que dejaron de funcionar está que el servidor falla cuando intento exportar el blog de Wordpress a Blogger, aunque en teoría son compatibles. Así que estoy trasladando los post poco a poco, muy lento, porque además estoy metiendo los comentarios uno a uno, que no quiero perderlos.

El nuevo blog está en http://elcuadernodemisapuntes.blogspot.com

Lara dijo...

Pues ahora que ya no sientes ese ansia es cuando tal vez os lleveis la sorpresa ;)

Miroslav Panciutti dijo...

Sé feliz con lo que tienes, que seguro que es mucho.Porque es verdad que el tiempo pasa muy rápido, demasiado, y hay que aprovecharlo para vivir intensamente, no lamentando lo que no pueda ser. Un beso y ánimo.

SegFault dijo...

No creo que sea justo etiquetarlo en "sueños rotos", si acaso se trata de un sueño no cumplido.

Es que estoy muy susceptible con esas cosas :)

Wendeling dijo...

Gracias a todos por esas palabras de aliento. Se os quiere ;)

SegFault, cuando quieras, quedamos y nos intercambiamos esos sueños no cumplidos... nos apetecería volver a veros de nuevo.

Besos para compartir... de maia, claro.

Nanny Ogg dijo...

Ah, yo también quise volver a ser madre cuando ya era demasiado tarde. Eso sí, me limité a dejar que la naturaleza actuara... y la naturaleza no ha actuado. Al final, como tú, me he hecho a la idea y me vale con lo que tengo :)

Besos

David M. dijo...

Buenos días,

Mi nombre es David Martín y soy responsable de la página Buscarpareja.es. Estaría interesado en realizar un intercambio de enlaces con vuestra página

Por favor, poneos en contacto conmigo en caso de que estéis interesados.

Un cordial saludo,

David Martín,

david@buscarpareja.es

http://www.buscarpareja.es/