viernes, 4 de septiembre de 2009

Me gusta esa familia.

Hace tiempo me obligué a observar mi entorno. Me negué a que pasaran los días anodinos. Me obligué a aprender cada día algo nuevo. Me negué a seguir escondida bajo la manta.

Eso me impulsa a mirar constantemente, a intentar aprender de mis errores y de los aciertos de la gente de mi alrededor.

Verano en Málaga, centro de la ciudad. Cientos de turistas que mires donde mires, te rodean.

Una pareja de unos 40 años, pasean cogidos de la mano, cerca sus hijas adolescentes... Dos chicas de ¿quince? ¿dieciséis? años. Ríen, cuchichean entre ellas, se para a mirar a su alrededor aunque las retiene más los escaparates de esas tiendas de la calle Marqués de Larios tan exclusivas. Las niñas son tremendamente guapas, de una belleza exótica y extraña. Piel muy blanca, pelo castaño y muy rizado presentando pequeños tirabuzones. Ojos enormes, oscuros, nariz ancha y unos generosos labios que sonrien constantemente, boca que lanza grititos ante la vista de una camiseta y unas sandalias de un escaparate.

¿Y sus padres? ella nórdica, pelo fino y casi blanco de un largo hasta los hombros, ojos muy azules y piel rojiza por el sol... no muy alta. Él, con sus casi dos metros, agarra a su señora del hombro, le es más fácil por su diferente altura. Su brazo de piel oscura, casi negra, ofrece un extraño contraste en la espalda blancuzca de su esposa.

Me gusta esa familia.

Ojalá fuéramos capaces de aprender que el futuro de la humanidad pasa por ellos, por sentirnos realmente todos iguales.

5 comentarios:

Ana dijo...

También me gusta ver parejas de diferentes razas,y observar que el amor no tiene color.
Quizás poco a poco,no haya diferencias...

Besicos

Lara dijo...

Chapeau.... no puedo añadir nada a lo que has dicho.

Mary Lovecraft dijo...

Así es querida Wen...

a mí también me gustan las familias así, y los vecinos así, y los amigos así.

Todos tolerantes sin pensar si somos iguales porque realmente lo (tenemos interiorizado) somos :)

un beso grande preciosa, espero que hayas pasado muy felices vacaciones en familia.

Nanny Ogg dijo...

Poco a poco lo vamos consiguiendo. Aunque algunos crean lo contrario, el ser humano avanza, puede que a pasitos, pero avanza.

Besos

Irene dijo...

Ha pasado tanto tiempo que no me había dado cuenta de que hace ya casi un año que cambiaste la dirección del blog.

Yo también me he "mudado", y espero volver a retomarlo con algo de asiduidad.

En cuanto a tu post, a mi también me encanta ver ese tipo de familias por ahí :D