viernes, 28 de agosto de 2009

Ya de vuelta

Vacaciones currantes. Este año nada de salir de viaje, la dichosa crisis me ha pisado a fondo, hasta hundirme en una cuenta corriente que jamás estuvo llena... pero últimamente creo que hasta he encontrado telarañas con su arañita aburrida de no encontrar algo que llevarse a la boca.

Pero eso no ha impedido sentirme amada entre brochazo y brochazo a una pared de la casa. No ha impedido besar entre paños para limpiar la pintura sobrante. No ha impedido soñar en un futuro juntos, tan cercano que siento que lo toco con los dedos.

Y la ilusión por cambiar de sitio unos muebles y desechar otros, por ir de tiendas a mirar escaparates, hasta dolerte los pies, por mirar el color del céntimo (ofú, que caro todo).

Junto a la congoja, cuando ya no tienes nada y justo entonces decide tu lavadora ponerse de huelga de turbina caída... tantas cortinas, sábanas y ropa lavada las últimas semanas hizo que dijera basta. Justo un día después que el lector de dvd decidiera que todos los cd's y dvd's pertenecieran al grupo de "error en disco".

Solo unas semanas más, después de cuatro años... ya no queda nada gatito.


Nota off topic: Por fin conseguí que mi antigüa compañía de teléfono liberara mi número... aunque su última jugada ha sido cobrarme un mes de más un servicio que no me ha dado. Cuando he reclamado esa factura su respuesta ha sido que ellos cobran por mes adelantado y que por descontado, no me devolverán ese dinero de más porque no tengo derecho a esa reclamación. Seguiré peleando e informando.


7 comentarios:

Kotinussa dijo...

Aunque no soy la persona más indicada para decirlo, porque en cuanto puedo cojo las maletas, unas vacaciones en casa también pueden ser muy gratificantes.

Que a veces, en nuestra obsesión por aprovechar las vacaciones, nos pegamos unas palizas terribles y volvemos al trabajo peor que nos marchamos.

Aquí o en el Polo Norte, la compañía es lo importante.

Viviana y Sofia dijo...

No importa las vacaciones no viajadas... importan las vacaciones proximas, todas las decenas de vacaciones que viviran juntitos los 4, 5, 9 que sean...

florci dijo...

Las vacaciones en casa suelen basarse siempre en la limpieza general de todo, lavado, secado y planchado de cortinas, pintura de habitaciones, salón... para darle otro toque de color a todo, otra perspectiva, otra escena. Un curro del carajo pero gratificante, que narices, anda que no gusta nada verlo todo limpio y bonito.

Yo tampoco tengo vacaciones y si bien tengo la playa al lado, se me hace un mundo ir sola. Por qué me costará tanto ir sin compañía? uffff
Un besazo, gracias por tus palabras.

Ana dijo...

Se asemeja a mis "vacaciones" de este año, pintando la casa...
Menos mal que tenemos la playa al ladito, siempre ayuda.
La crisis este año también nos dejó en terra,y los de hacienda que no me dan devuelto....

Besicos

synnove dijo...

Bueno, otro año será, otras vacaciones vendrán.
Lo mas importante es la sensación de amor rodeándonte.

Un abrazo.

Mary Lovecraft dijo...

¡Ay qué emoción Wende! de verdad no sabes cómo me sube la 'bilirrubina' cuando te leo estas cositas! ya queda menos, sí :)

oye chiqui, que me alegro muchísimo que por fin lo de tu teléfono se arreglara, y ahora que te leo por aquí, aunque las vacaciones no se llenaron de viajes, sí de muchas muchas ilusiones.

un beso grande!

Cactus dijo...

Que ganas tengo de leer el post en el que nos cuentes que ya está ahí contigo y con las leonas.
Llevo tantos años leyendote que lo voy a celebrar contigo aunque sea desde la distancia.

Lo de la cuenta corriente es como la gripe común, la inmensa mayoría de los españolitos currantes estamos igual.

Un besazo.