jueves, 22 de septiembre de 2016

Nuevo inicio

Echo de menos mi ratito diario de escribir. Así que me he propuesto volver a hacerlo diariamente. Volver a estos años atrás a contar o recordar... o reinventar mi historia, aunque ya no está hecha de sueños rotos.

Así que vuelvo al inicio.

¿Y qué contar ahora? 2016, casi medio siglo a mis espaldas. Un año terrible, de esos para olvidar, en que falleció mi madre y en que un absurdo e inexplicable accidente casi me hace perder a esa persona que camina a mi lado.

2016, un año en que las leonas peleonas ya no son niñas, ni siquiera adolescentes, sino personas adultas que toman sus decisiones. Eso sí, siguen siendo peleonas. Es lo que peor llevo, no entiendo esa necesidad que tienen de andar siempre buscando la mínima razón para terminar a gritos.

2016, año en que por fin el gatito decide ser "malagueño" (o andaluz, o lo que sea) con todas sus consecuencias.

En fin, 2016. Ya sé que los años no tienen la culpa, pero sinceramente, me hubiera gustado que no hubiera existido, que aquella Nochevieja del 2015 hubiera dado paso al 2017 y no sufrir todo lo pasado hasta ahora en este año.

Lo siento, pero sigo de duelo... porque duele, mucho... la sigue echando terriblemente de menos.


Nota: espero que este nuevo inicio continúe, al menos por un tiempo. Espero volver a escribir que ya me toca.