jueves, 8 de enero de 2015

Y volveron los Reyes Magos, que majos son...

Hace años, allá por el día de Reyes del 2005... o creo recordar, tres/cuatro días más tarde, empecé a creer de nuevo en los Reyes Magos. Llegó ese regalo auténtico de reyes, el de verdad, ese regalo que se investiga leyendo tu carta sin que la hayas escrito y mucho menos enviado.

Llegó mi regalo "Hyperion" de Dan Simmons.

Hacía tantos años que había dejado de creer en los Reyes Magos que me pilló por completo de sorpresa. Bueno, no es que hubiera dejado de recibir regalos... ocasionalmente si, pero eran regalos sin ilusión, forzados, realizados sin ganas, y esos "malos regalos" se sienten en el corazón. No eran auténticos regalos de Reyes.

Disfrute de la sorpresa con toda mi alma y por descontado, disfrute ese regalo como si fuera el último.

El año siguiente la sorpresa siguió aumentando.

Había prometido volver a creer en los Reyes Magos y lo cumplí.

Han pasado los años y sigo esperando el día de los Reyes con ilusión y creyendo en ellos. Y he tenido que ser realmente muy buena porque cada año se superan con creces, tanto que la sonrisa en la cara se queda durante muchos meses; tanto que me siento una niña de nuevo, contando el tiempo hasta el próximo año.

Gracias Melchor, Gaspar y Baltasar.

Gracias leona mayor y leona menor.

Gracias familia.

Gracias amigos.

Gracias gatito, por volver a crearme esa ilusión, por obligarme a creer en los Reyes Magos. Ahora, por fin, se que nunca han dejado de existir.




2 comentarios:

Monty dijo...

Anda que nos es divertido cada año los Reyes Magos.

Te quiero :D

KILL LI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.