lunes, 12 de septiembre de 2011

El tiempo, píldora mágica

Todo lo que somos en la actualidad nos es condicionado por nuestras vivencias. Creo que incluso nuestra personalidad va variando conforme la vida nos impone nuestras experiencias.

Una naturaleza tímida puede volverse extrovertida, confiada en si misma si su idea de la vida se va cumpliendo... y alguien alegre y divertido puede volverse un ogro y encerrarse en si mismo si se impone el dolor día a día.

Cuando decidí Reinventar mi vida era una persona solitaria, amargada, con miedos... muchos miedos a todo y a todos, no reía, sólo mis hijas eran capaces de sacarme algunas sonrisas con su inocencia. Mi único objetivo en la vida era verlas crecer felices y sanas, con la idea de que no conocieran el dolor incrustado de mi corazón hasta que fueran lo bastante mayores para asimilarlo sin rencores.

Mi miedo a que me espiaran, a que siguieran mis pasos y acciones y lo malinterpretaran. Mi miedo a sentirme controlada por alguien que no era yo se ha impuesto a mis acciones y personalidad durante años, demasiados años para mi gusto. Pero el tiempo, esa píldora mágica, ha ido curando poco a poco mis miedos. Hoy en día me siento arropada para tomar mis decisiones sin miedo... hoy en día me da igual si siguen mis pasos, si siguen espiándome. Me da igual lo que piensen o dejen de pensar los demás.

Hoy en día decido por mi misma. Mis hijas siguen creciendo en altura (espero que no mucho más, que no van a caber por la puerta) y como personas, es lo que tiene la adolescencia; y me siento feliz con mi vida e ilusionada por el futuro.

Así que hoy le saco la lengua a mis miedos y al que no le guste como soy, que se aguante.


3 comentarios:

Amaranta dijo...

Supongo que todos necesitamos estabilidad, estabilidad para sentirnos seguros. Tú la has encontrado, pero asegúrate que la estabilidad te surge siempre del centro de tu ser. Que esa estabilidad está dentro de ti y que no depende de las "circunstancias" que te rodean. Porque como esa estabilidad dependa de un factor "voluble" puedes volver a tus miedos en pis pas. La vida siempre es cruel en su azar, pero aunque nos vapulee podemos encontrar fortaleza precisamente por ello.

Espero que esa valentía esté siempre presente en tu vida. Un beso.

Wendeling dijo...

Gracias por el consejo, Amaranta.

Besos para ti también, de maia claro ;)

Zanawsina dijo...

A MÍ ME ENCANTA CÓMO ERES. No sólo has hecho crecer a las leonas, también me has ayudado a ser quien soy yo hoy en día, a saber que en la vida hay más ojos y que todo tiene muchos colores a la vez.

Contigo he podido salir de mi mundo para verlo desde fuera y redescubrir que uno se puede reinventar :)