sábado, 16 de enero de 2010

La historia se repite

Nunca he hecho mucho caso cuando alguien ha comentado: "la vida es cíclica, solo repetimos el mismo círculo". Pero esta semana he sentido que dos años no habían pasado, que todo se repetía cuando han vuelto a ingresar a mi madre en el hospital para realizarle otra operación en su rodilla... bueno, en su otra rodilla.

Hace veintiseis meses ocurría esto:

Madre sólo hay una

Una llamada de teléfono.

Un ingreso hospitalario.

Una operación.

Una espera.

Nervios en la espera.

Más nervios en la larguísima espera.

Mucha tila.

Comerme las uñas cuando hace más de treinta y cinco años que dejé de hacerlo.

Repasar todos los periódicos gratuitos habidos y por haber... todos dicen lo mismo.

Una conversación con la cirujano.

Todo bien.

Más espera.

Muchos paseos por el larguísimo pasillo... contanto las losas de distinto color del suelo.

Una habitación de enfermería empapelada, literalmente, en imágenes, poster y fotos de George Clooney.

Comida de hospital.

Enfermos ingresados, pijama de verano y botellita de suero incluido, en la calle, a las once de la noche, fumando espero... (que aunque en Málaga haga muy buena temperatura, estamos a finales de octubre).

Mala educación y agresividad en enfermos y visitantes que fuman dentro del recinto hospitalario, en pasillos y salas de espera.

Buen trato del personal.

Noche pasada en un sillón viejo y lleno de bultos y con la mano de mi madre en la mía.

Cachondeo de cierto ATS con mi madre con respecto a cierta braga que ha quedado enganchada en el vendaje.

Algunas risas.

Quejidos disimulados.

Alguna cabezada y como consecuencia de ella, dolor de cuello durante todo el día.

Tricotar un vestido para Estel.

Vuelta a casa durante unas horas, para asearme un poco, ver a las pequeñas y en breves instantes, volver con ella.

Y aunque jamás he echado en falta pertenecer a una familia más grande, en este momento agradecería de manera infinita, disponer de más ayuda... porque madre solo hay una, aunque ciertas personas olviden todo lo que ella ha dado por ellos.

Nota: y todos estos días sin trabajar, pasarán factura en esa nómina misérrima que cobraré, pero como ya he dicho antes, solo devuelvo la mínima parte de todo lo que ella ha dado por mi.






Y esta semana la historia ha sido practicamente igual... aunque la rodilla no era la misma ni el equipo médico, ni el hospital. Pero los nervios igualitos. El resultado de su operación de libro (según su cirujano). El dolor de cuello y espalda por dormir en un sillón de un hospital, idem.

No ha habido habitación empapelada de Georges Clooneys... pero si chiste con la enfermera y una braguita; mi madre no cambia, camino del quirójano e intentando ligar... aunque lo mejor ha sido a la vuelta cuando la misma enfermera le ha preguntado como se encontraba y su respuesta:

- Pues hasta dentro de unas semanas no sabré si estoy embarazada o no, pero claro, con tanto hombre guapo viéndome sin bragas...

Definitivamente, mi madre no tiene remedio.

Y la quiero.

9 comentarios:

Lara dijo...

Jajajajaja.... me ha hecho mucha gracia lo de las bragas, jajajaja.... Mira, todo va a ir bien, ya vereis. Os dejo un besazo, uno para ti y otro para ella. Mucho ánimo.

Viviana y Sofia dijo...

jajajaja ay, que mujer!!!

de aqui en adelante, todo ira mejorando... ya no estan solas ;)

Kotinussa dijo...

Oye, dile a tu madre que abra un blog, que debe ser la caña.

Que se mejore rápido y que os recuperéis las dos.

Mary Lovecraft dijo...

jjajajaj tu madre es una mujer 10!

tienes a quien salir :D

un besazo guapa, me alegro que todo fuera bien, en nada estaréis tod@s al día

y tu madre, más ella todavía si cabe ;)

¡muuuuak!

Ana dijo...

Pobre, no deja de visitar el hospital. Espero que "no se repita" de nuevo y se encuentre bien.

Ah, y dile a tu madre que conserve ese sentido del humor, buenísima,jejeje

Besitos

zanawsina dijo...

Jajajajajaja. Tu madre siempre será única y tuya, no la puedes cambiar y es increíble.

Por favor, dale un besazo enorme de mi parte y dile que espero verle y lo digo en serio. Es una gran mujer.

Y olé por ser de las mejores madres y una hija tan hija!!!

Sade dijo...

Feliz recuperación para tu madre, que seguro que con esa alegría será rápida y buena... y luego a mover esa rodillita para que la rehabilitación sea menos dolorosa y corta.
Un beso

Zarem dijo...

Como está tu mami? Dale un besazo de mi parte, la recuerdo con mucho cariño. (A ver si hablamos cariño). Un beso a las cuatro! Ah.. y al gatito!! Que sé que ya está contigo :-D

Mo dijo...

Biennnn!! aun sigues... esto me gusta....; he vuelto a la vida bloguera (no se cuanto me durará) despues de abandonar hace años mis "bolitas del alcanfor", y... me ha dado una alegría enorme encontrarte!!! volveré.