miércoles, 28 de octubre de 2009

Soy madre... deformación profesional

Soy madre.

Nadie lo niega (espero).

Soy una madre normalita y corriente, con sus miedos a equivocarse, a veces dura y otras blanda, que quiere e intenta educar a sus hijas usando su experiencia y sentido común; creo que como la gran mayoría de los padres que conozco.

Pero no sé realmente que pensar de esos padres que permiten que sus hijos, entre 6 y 12 años, vean una película extremadamente dura y violenta como es "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina".

El viernes pasado dispuse de unas horas libres. Las leonas se fueron con sus amigos al salón del comic y aproveché para ir al cine. Soy muy cinéfila y pocas veces puedo disfrutar de mi vicio en pantalla grande... en ocasiones por falta de tiempo y en otras es el dinero el que me impide ver esas películas que merecen la pena disfrutarlas en un buen cine.

Pero mi sorpresa fue al entrar en la sala. Es día de estreno y a pesar de la hora, media tarde, la sala estaba bastante llena. Con mi entrada en la mano busco el asiento y me encuentro al lado de un grupo de niños... diez o doce niños de edades comprendidas entre los 6 y 12 años más o menos.

Pienso que me he equivocado de sala y es una película apta.

Salgo.

Miro el número de la sala.

Si, es la mía.

Asombrada vuelvo a entrar y buscar mi asiento.

Y no disfruto de la película, aunque era la que esperaba ver... porque solo hago pensar como esos niños pueden asimilar unas escenas de violación bastante esplícitas... o la violencia extrema que muestra.

Y la sorpresa no termina al finalizar la película y ver como esos niños son recogidos por sus padres a la puerta del cine. ¿Realmente sabían que película han visto sus hijos? Quiero pensar que no... necesito pensar que no, que esos padres no son tan ineptos al educar a sus hijos.

Tampoco acuso al cine ¿o si? ¿las ganancias de un negocio justifican este tipo de actos?

Soy madre...

Deformación profesional.


8 comentarios:

Ana dijo...

Tienes toda la razón, esa es una pelicula bastante violenta, no la vi todavia, pero leí el libro y me puedo imaginar el tipo de escenas.

Quiero pensar, que eses padres igual ni tenían idea del contenido de la pelicula o como tu dices, no sabían que iban a ver. O como última excusa, les engañaron sus hijos...

Besitos

Lansky dijo...

Pues yo, que tengo hijos ya críados y sueltos por el mundo, pienso que la mayoría de los padres NO están preparados para serlo, así de sencillo y de terminante. Porque primero tendrían que educarse ellos mismos, antes de pretender hacerlo con sus hijos.

Un saludo

Mary Lovecraft dijo...

Yo también soy madre Wende, y sí acuso.

Acuso al cine, por dejar entrar en sala a espectadores que no cumplen los requisitos y acuso a padres que si saben donde meten a sus hijos, porque saben y si no, porque no saben.

Y acuso a la sociedad y los gobiernos, porque está echando a perder a los niños-jóvenes, otorgándole papeles de adultos donde deberían ser niños y de niños donde más adultos.

y que acuse no implica que me excuse yo cuando yo lo hago mal, sea consciente o inconsciente.

no me extraña que te sintieras tan mal en esa sala, niña, yo creo que una de dos, o me habría salido con el estómago en la garganta, o hubiese ido al responsable para denunciar el que hubiera en esa peli tantos niños...y no creo que sea deformación profesional para nada el mirar por la infancia, créeme, hiciste lo que la naturaleza imprimió en tí.

un besazo preciosa, y a seguir haciéndolo tan bien con tus leonas como lo llevas haciendo todo el tiempo, pasad un feliz finde!

Igrein dijo...

A ver... mi Peque va al cine con sus amigas. Yo la llevo hasta la puerta, le compro la entrada, las palomitas, y las recogemos a la salida. Por tanto, no solo sé qué película va a ver, si no que sé hasta donde se va a sentar...

Lo que pasa es que es más cómodo pasar del tema y no preocuparte... no te imaginas la de veces que he oído "seguro que han visto cosas peores".

Mañana hacemos una fiesta de pijamas para las niñas, para Halloween. Lógicamente, habrá cine de terror. He hecho una pila con las pelis que si pueden ver y he dicho que las que no están ahí es que no se podrán mirar, hagan lo que hagan, digan lo que digan.

Hay que vigilar un poco... no?

Un besín!

Pimkie dijo...

Luego, si los niños imitan lo que ven en la tele, se preguntarán que dónde lo han aprendido. Hace unos días, 9 críos violaron a 2 niñas de 12 años en el autobús del cole, ¿te imaginas qué horror? ¿Qué educación les han dado sus padres? Echarle la culpa a la televisión es lo fácil, pero como tú dices, ¿dónde están los padres para preocuparse de lo que ven sus hijos en la televisión y en el cine?

synn dijo...

Y me imagino que a los niños no les afectaría la película... si ahora ven esas cosas, normal que luego resultan insensibles, en fin, me parece horrible.

Nanny Ogg dijo...

¿Acusar al cine? El cine no es el responsable de esos niños, los responsables son sus padres y te aseguro que sí suelen saber qué película van a ver sus niños. Algunos, incluso les acompañan. Mi marido trabaja en un cine y ha visto a padres acudir a películas como Rec acompañados por niños pequeño o acompañando a niños. Se les avisa de qué tipo de película es pero si a ellos no les importa ¿qué ha de hacer el cine, pelearse con unos padres irresponsables?

Besos

Sade dijo...

NO he visto la peli, pero me he leído la trilogía completa.. y supongo que será dura y violenta. A quién echamos la culpa de que los adolescentes hagan "un poco" lo que quieren?.. pues yo acuso a los gobiernos, que no saben lo que hacen, a los educadores que están perdidos y sin autoridad, a la sociedad que permite que hoy todo valga.... y a los padres porque no saben o no están preparados muchos de ellos. Hoy en día es mejor tener mucho trabajo, una casa con jardín, dos coches en la puerta, un perro de raza y unos niños "un pelín abandonaos"...