martes, 17 de febrero de 2009

Ya lo sé todo

Ithilien le gusta pasear con su madre, despacito, hablan, comentan, se pregunta, se responden... Hay mucha camadería entre ellas en esos momentos en que ella no protesta por todo y Wen no se desespera por sus enfados.

- Mira mami, ahí, tras las plantas, hay gatitos.

La pequeña se acerca y mira a través de un seto de un pequeño jardincito entre calles. Su madre ve a lo lejos a un cachorrito de poco más de 3 meses juguetear con una flor a la que da zarpazos y se aleja de la planta cuando ésta se acerca al tocarla.

- Mami, hay dos gatos jugando, pero uno es muy vago, está tumbado sobre otro.

- Uis...

Wen se imagina lo que está pasando, se acerca y mira.

- Creo que no están jugando Ithilien.

- Ah, ya.

- ¿Ya? ¿ya qué?

- Que ya sé lo que están haciendo, más gatitos.

Sorprendida por la respuesta, Wendeling mira a su hija.

- ¿Y cómo sabes tu eso?

- Mami, que tengo 11 años, yo ya lo sé todo.

Y siguen adelante, para no molestar mucho a la pareja de gatos que juegan a hacer más gatitos.

9 comentarios:

Mary Lovecraft dijo...

jajjaajja vaya con la sabiduría infantil de hoy día!

la verdad que los peques de hoy parecen como más infantiles exteriormente pero interiormente tienen más madurez de los de mi(nuestra) época ¿no crees Wende?...se entiende que lo de fuera es una especie de escudo, pues la vida se ha puesto bastante 'jodida'...pero entonces... entonces sí éramos niños-niños! ajjaja! estábamos en la parra total!

Tiene todo el arte Ithilien ha salido a su madre :D

un beso linda, que pases una feliz tarde!

HSolo dijo...

eeeehhhh!!!

así no vale!!!

te has librado de dar explicaciones!!!!!!!!!

besos

zanawsina dijo...

Ithilien siempre será Ithilien, el día que no sorprenda, será una sorpresa xDDD

Madre, qué os echo de menos!

Álex dijo...

Es que los niños no tienen nada de tontos.

Qué has querido decir con tu comentario en mi blog? Me ha parecido entender que dices que no venia a cuento acordarse de los que no estan solo porque no pueden verme? O estoy delirando? Prefiero que me lo aclares antes de contestar a tu comentario. Gracias

Aradhriel dijo...

Deberíamos quedarnos todos ahí, en la enorme sabiduría de los 11 años, al final te das cuenta de que en el fondo no necesitas saber más una vez que descubres como "se hacen más gatitos"

Cactus dijo...

Si es que yo quiero volver a esa edad, por favorrrrrrrrrrrr.

Se que no te gustan nada los memes, ni nada de esas cosas, pero bueno, en mi blog tienes un premio.

Un besazo.

synnove dijo...

¡Qué ricura! jajaja

Es estupenda la simplicidad que tienen los niños, ¡y la sorpresa que nos produce!

Son geniales.

p.d. Perdona mi ausencia. Espero reincorporarme poco a poco, primero a leer, luego a escribir... un beso.

arzella dijo...

Como si saberlo todo fuera algo bueno...bendita ignorancia! :)
Un besito

Anabel Botella dijo...

Hola. Admás de escritora soy actriz de teatro infantil y los niños muchas veces nos sorprenden con sus salidas. A veces, e medio de una representación me tengo que girar un poco para no reírme delante de ellos, pero es que son tan graciosos...
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.