sábado, 2 de marzo de 2013

Fin de ciclo

Hasta ahora no me había pasado, casi tres meses sin escribir por aquí... doce semanas... ha pasado Navidad, Año Nuevo, Reyes, Carnaval, el día de los enamorados y hasta el cumpleaños de mi leona mayor, que son ya 17 años (ni me lo creo). Así que no ha sido por no tener temas que los hay, sino porque soy una mujer de ciclos (vaya justificación más tonta)...

Siempre he necesitado mi rinconcito para escribir, ese que me inspira... y esas horas en las que estaba a solas conmigo y mis recuerdos. Estos últimos tiempos el rinconcito es compartido y aunque he intentado usar otros, no me siento igual.

Ahora mis momentos a solas no son conmigo misma, sino junto a otra persona. Mi ciclo con "Reinventando mi vida" está casi cerrado, aunque sigo dejando ese huequecito abierto, pero ya no siento la necesidad tan extrema de leerme por fuera, ni de usar la tercera persona. Ya no son los recuerdos de Wendeling, sino los mios propios. Soy yo la que vive y revive, no ella que recomponía sus sueños rotos.

Perdí mi último trabajo por decisión propia, no estaba de acuerdo con las decisiones del último gran jefe y siempre he creído que cuando una persona que se supone debe sentir respeto por sus trabajadores deja de tenerlo, no merece el respeto de éstos. Sí, mal momento para dejar tu trabajo. Pero en estos últimos años he aprendido una gran lección, la vida es demasiado corta para malvivirla. Ya me pisotearon demasiado, no voy a consentirlo más... gracias al apoyo de esa gran persona que hoy por hoy, camina a mi lado.

Soy una mujer de ciclos pero las letras siempre han formado parte de mi vida. Ahora ya no escribo tanto, pero estoy totalmente enganchada a la lectura, algo así como unos quince libros leídos en esas doce semanas que he tardado en volver a pasarme por aquí.

Cuando hace unos meses descubrí que blogs.ya.com se cerraba, sentí pena por toda esa historia que derramé en aquellos primeros blogs y por la pérdida de los blogs de mis hijas, por sus primeros pasos como contadoras de historias. Ahora me doy cuenta que solo fue el punto y aparte de ese ciclo, porque llevo tiempo viviendo en otro, ya no reinvento mi vida, ahora la vivo.

Gracias a todos por estar ahí estos años y me repito, no cierro del todo, sigo por aquí.

2 comentarios:

Monty dijo...

Siempre te "obligaré" un poco a que cuentes lo que piensas, ya sea aquí o en persona. Tu blog fue esa puntilla que me hizo cambiar también a mi un poco. Besos cariño

Véstila dijo...

Tu blog fue una de las mejores cosas que me pasaron en la vida.

Con eso te lo digo todo.

Un besazo, mamá. Vive tu vida y comparte lo mejor.