miércoles, 28 de abril de 2010

Revistas femeninas

Me gusta leer (me repito lo sé) así que aprovecho cualquier momento libre para hacerlo.

De seis a siete de la tarde, las leonas peleonas entrenan en el polideportivo, así que de seis a siete de la tarde aprovecho mientras las espero, leyendo mi libro de ese momento y tomándome un café en una cafetería cercana. A la sombra de la terraza en verano y resguardada de la lluvia o frío en invierno, nadie me quita mi horita disfrutando de las letras y las historias que me cuentan.

Pero hoy, con las prisas de no llegar tarde, olvidé mi libro sobre la mesa.

"Bueno ¿una hora aburrida sin leer? mejor les pide el periódico del día mientras tomo el café"

Pero el periódico estaba ocupado, así que la chica me ofreció un par de revistas que tenía por ahí. Asentí, al menos estaría ocupada.

La sorpresa fue cuando descubrí que eran el "Vogue". Nunca había tenido en mis manos una revista de las llamadas femeninas o para la mujer, así que la hojeé curiosa.

¿Realmente los editores de esas revistas nos ven a las mujeres actuales así?

Sentí vergüenza ajena, miraba a un lado y a otro para observar si alguien me miraba.

Recomendaban no cenar y hacer ejercicio por la mañana para perder peso, o gastarse 5.000 ó 6.000 € para estar divina de la muerte en esa fiesta del próximo verano. O como conquistar al hombre realizando una felación... Aluciné pepinillos... literal.

Lo siento, o mejor, no lo siento... Soy mujer, muy mujer, pero para mi, la vida de una mujer no se reduce a las recomendaciones de esa revista. Claro que no soy una mujer triunfadora en su profesión que gana muchos miles de euros al mes, sin obligaciones de hijos y obsesionada con que esos pelitos de la ingle no aparezcan en el momento más inoportuno y le arruinen ese bañador de marca que acaba de estrenar. Pero por favor, que no le pongan el apellido de revistas femeninas, porque las mujeres de hoy en día, no somos así.

Al menos quiero creer en eso.



Nota adicional: En unos días, blogger dejará de permitirme publicar a través de un servidor FTP, así que no sé si podré seguir escribiendo aquí o tendré que empezar en una nueva dirección. Los intentos de Monty por migrar los blogs han dado error y él ha perdido "como ganto panza arriba"... 6 años de trabajo perdidos (quiero creer que podrá recuperar su blog). Os mantendré al tanto en los comentarios.

14 comentarios:

Viviana y Sofia dijo...

a mi me gusta "vanidades" que es menos pesada q la q mencionas.

espero hayas recibido el masivo, con la advertencia que estaremos son sitio hasta el viernes.

besos.

Lara dijo...

Joer! pues vaya putada con lo de los blogs :(

Kotinussa dijo...

Yo le tengo la guerra declarada a ese tipo de revistas, que me parecen insultantes. En diferentes momentos he escrito algunas entradas sobre el tema. Te dejo dos enlaces por si les quieres echar un vistazo (es un post en dos partes):

http://elcuadernodeapuntes.wordpress.com/2005/12/10/mujer-%c2%bfde-hoy-1%c2%aa-parte/

http://elcuadernodeapuntes.wordpress.com/2005/12/11/mujer-%c2%bfde-hoy-2%c2%aa-parte/

Amaranta dijo...

Yo no es que sea asidua a ninguna revista, las única revista que yo he comprado en mi vida ha sido superpop cuando era adolescente. Pero sí que he tenido múltiples ocasiones para leerlas, más que nada porque las encuentras en peluquerías o en los hospitales cuando alguien está enfermo y bueno algún que otro ojo siempre le echo cuando ha ocurrido un momento así. La cuestión es que estas revistas tienen una sección donde te dicen los precios de los tratamientos de los más punteros tratamientos de estética, hablan de nutrición, de sexo y de todos esos temas feminos que por más que nos pese son los que en definitiva tratamos a menudo cuando estamos en reunión.

Es una realidad que las mujeres nos preocupamos por el peso, que nos preocupamos por la estética, que nos preocupamos por la moda, la prueba de ello es que son negocios prósperos. Porque una cosa es que las revistas tengan un tonillo condescendiente, así como si estuvieran hablando para rubias y otra que realmente por inteligente que sea una mujer no significa que no se preocupe por todos estos temas superficiales.

Tampoco sé Wen si tu nivel económico te lo permitiera seguirías haciendo caso omiso a toda ese mundo que nos rodea y que no podemos acceder. Yo en mi humilde opinión te diré que haría uso y disfrute de todo aquello que me pudiera permitir, porque si te digo otra cosa mentiría y no por ello dejo de ser lo que soy a día de hoy.

Wendeling dijo...

Amaranta, no has entendido mi reflexión. A las mujeres en general nos interesan muchos más temas que esos en específico. Cuando estoy con mis amigas puedo hablar de sexo, si, pero también hablo de literatura, cine (no solo de actores que estén cañón), hijos, política...

A las mujeres nos interesan muchos otros temas ¿por qué llaman a esas revistas femeninas? O es que ese es el ideal de mujer que representan estas revistas?

Amaranta dijo...

Supongo que para eso están los comentarios, para aclarar las intenciones que tenemos al escribir según qué cosas. La cuestión Wen es que a mi por ejemplo me gusta comprarme la revista de La Aventura de la historia y en esta revista sólo y exclusivamente se habla de historia y en la parte de la publicidad sólo traen novedades de libros recién editados. Esta revista sólo trata de historia y sin embargo que el editor no da por hecho que sus consumidores vivan por y para la historia.

Estas revistas, llamadas femeninas, se especializan en este tipo de cosas, que en estos tiempos están dejando de ser femeninas cada vez más, simplemente porque vende más que una revista dirigida a la mujer que hable exclusivamente de política o cualquier otro tema acutal. No creo que los editores pienses que seamos monotemáticas, pero lo que sí saben es como realizar su trabajo y vender su producto y hasta la fecha les da resultado. Si por tí y por mi fuera evidentemente hubieran quebrado, pero es que si el mercado se tuviera que sustentar en ti y en mi nos hubieramos ido a la quiebra hace mucho tiempo ¿no crees?.

Amaranta dijo...

Y Wen yo creo que sí que a las mujeres nos interesan muchos otros temas, pero no podemos negar que esos temas están muy presentes en el mundo que rodea a la mujer. Que eso está cambiando por supuesto que sí, pero nuestro error es dar por hecho que los cambios ocurren de forma muy rápida, o que el hecho de nosotras a un nivel individual hemos evolucionado no significa que la mayoría no siga estando en el mismo sitio que hace mucho tiempo estaba la mujer.

Wendeling dijo...

Soñar es gratis, Amaranta ;)

Yo seguiré comprando el "Muy interesante" y el "Histora national geographic". Creo que ayer fue y será la última vez que me de curiosidad una revista femenina.

Gracias por pasaros por aquí.

zanawsina dijo...

Desde wordpress se pueden importar todas las entradas, por si os sirve de "colchón" en un momento dado. Luego se pueden exportar. Sería lamentable perder tanto tiempo en un segundo...

Yo trabajo en un centro de moda, una universidad privada. Aquí veo de todo... mujeres Vogue y gente civilizada. Hombres de esta acera y mujeres de la otra, no hay manera de aburrirse.

Mo dijo...

Yo tampoco soy muy de revistas femeninas, pero reconozco que si caen en mis manos las hojeo.
Y sí, me he fijado que sus "consejos de moda" son, cuanto menos, prohibitivos; al menos yo no puedo gastarme 700 euros en unos pantalones, vaya ni harta de vino me daría el sueldo para eso, eso sí, si cobrase 7.000 euros al mes.. quizás otro gallo cantaría!!


Besossssssssss


Pd.- qué putada lo del blog!! mantenos informados

Ishamommy dijo...

A mi me gusta ojear esas revistas por la moda.
Pero no leería, muchomenos tomaría un consejo de ahi, es una lástima que las jovencitas por asi decirlo se obsecionen con el peso y que por ejemplo revistas como esas les den herramientas!

Mayte dijo...

Las revistas tan pomposas siempre están repletas de muchas tonterias que no a todas las mujeres interesan...lo de bloggler que pena, deberían ofrecer entonces alojamientos accesibles, ojala lo remedien.

Biko.

Nanny Ogg dijo...

Alguna revista de esas llegué a comprar yo hace tiempo y fue una manera absurda de tirar el dinero. Siempre acababa con la sensación de que o yo no era una mujer o no era una mujer de hoy, o me falta feminidad o me falta dinero o me faltan ganas para ocupar mi tiempo en según qué memeces.

Besos

Wendeling dijo...

Para los amigos que seguís entrando aquí, hace un par de meses que cambié la dirección del blog a: http://wendeling1.blogspot.com/