miércoles, 11 de noviembre de 2009

"Forastero en Tierra Extraña"

Leyendo a Robert A. Heinlein en "Forastero en Tierra Extraña" me tropiezo con el siguiente párrafo:

- ¿Qué elemento ha cambiado?
Unas expresión de infelicidad se extendió por el rostro de Caxton. Al cabo de un momento dijo:
- Tienes razón, Jubal... el motivo fue Gill. Porque la amo.
- Te acercas. Pero no diste en el centro de la diana.
- ¿Eh?
- El amor no es la emoción que originó tu huida, ¿qué es el "amor", Ben?
- ¿Qué? ¡Oh, vamos, abandona ese tema! Mira con las que me sales. Todo el mundo, desde Shakespeare a Freud, se ha enzarzado con eso; nadie ha dado la respuesta. Todo lo que sé es que duele.
Jubal sacudió la cabeza.
- Te daré una definición exacta. "Amor" es la condición en la que la felicidad de otra persona resulta esencial para la de uno mismo.
- Acepto eso... -silabeó Ben, despacio-, porque es precisamente lo que siento hacia Gill.
- Bueno. Luego aseguras que se te revolvió el estómago y emprendiste la retirada, empavorecido, a causa de la necesidad de hacer feliz a Gill.
- ¡Eh, aguarda un momento! No dije que...
- ¿O se trataba de alguna otra emoción?
- Simplemente dije que... -Caxtono se interrumpió-. ¡De acuerdo, estaba celoso! ¡Pero, Jubal, hubiera jurado que no! Tenía el convencimiento de haberla perdido... acepté el hecho hace tiempo... Rayos, Mike no dejó de caerme simpático por ello. Los celos no conducen a ninguna parte.
- A ninguna parte agradable para uno, cierto. Los celos constituyen una enfermedad, el amor es la condición sana. El cerebro inmaduro confunde a menudo un sentimiento con otro, presupone que a más amor, más celos... cuando la verdad es que ambas emociones son incompatibles; una apenas deja sitio a la otra. Las dos al mismo tiempo producen un torbellino insoportable... y absorbo que ese fue tu caso, Ben. Cuando los celos levantaron la cabeza fuiste incapaz de mirarlos cara a cara... y emprendiste la huida.


Siempre he defendido que si amas realmente a una persona, si estás seguro de su amor, es enfermizo sentir celos. Si amas a una persona, no le haces daño con tus celos. Me acusaron de no saber amar de verdad cuando afirmé que no soy celosa. Me afirmaron por activa y por pasiva que celos y amor estaban unidos, que eran lo mismo.

Doy las gracias a Heinlein por saber decir tan acertadamente en este diálogo lo que realmente siempre he sentido.

Si amas de verdad, su felicidad estará siempre por encima de tus sentimientos.

Celos y amor son incompatibles.

Si amas, respetas al ser amado. Si sientes celos, has perdido el respeto que todo ser humano se merece.


11 comentarios:

Monty dijo...

En esta novela Heinlein dice muchas frases acertadas.
Si hay confianza puede haber amor eterno, y nunca celos.
Te quiero cariño

Lara dijo...

Creo que no lo has podido explicar mejor.

Kotinussa dijo...

De acuerdo. Siento ser tan escueta, pero me parece tan obvio que no hay más que decir.

Amaranta dijo...

Yo creo que los sentimientos si se expresan con palabras o se intentan definir pierden la precisión de lo que se siente. Así que no creo que nadie nos pueda decir si lo que sentimos es amor en relación a una definición ni siquiera en relación a lo que ella vive como amor.

Yo pienso que es perfectamente compatible sentir celos cuando estás amando, o mejor dicho cuando tienes una relación. Otra cosa muy distinta es que si quieres que esa relación funcione y vaya bien debes controlarlos. Los sentimientos, todos, los buenos y los malos, tienen un efecto negativo, que es el de dominarnos, invadirnos por completo y dirigir nuestra vida. Y la vida siempre ha de ser controlada con serenidad, una persona serena sabe desechar cualquier resquicio de celos que comienza a sentir. Y nunca dejará que esos celos arruine el amor que seguramente también comparte con ese ser. Pero es que una persona serena también sabe controlar el amor que siente por alguien porque cuando amas no tenemos tan claro eso de querer hacer feliz al otro y más bien nos centramos en el sentimiento de felicidad que nos procura estar con esa persona. Por eso la serenidad nos dejará ver si es necesario que si la felicidad de esa persona a la que amamos está lejos de nosotros debemos aceptarlo por ese mismo amor que sentimos, aunque nuestra felicidad se nos esfume.

Los sentimientos nos hace siempre seres irracionales, por eso todas estas definiciones tan políticamente correctas me suenan a chino. O será, puede ser, que soy yo la única egoista en el mundo, aunque luego miro a mi alrededor y me doy cuenta que esa definición de amor que tú traes en tu artículo muy poquitos lo llevan a la práctica.

Wendeling dijo...

Amaranta, es que no hablo de una definición que se lleve a la práctica o no. Sino que he encontrado una explicación a lo que realmente siento cuando amo.

No soy celosa cuando amo. Nunca lo he sido. NO tiene nada que ver con controlar los celos, sino que realmente no los siento

Gracias a todos por vuestros comentarios y besos a repartir.

Amaranta dijo...

Wen hay una gran diferencia entre esta afirmación de ahora, que tú no eres celosa cuando amas, a la afirmación de que es incompatible amar con sentir celos. Esta última es completamente gratuita porque hay mucha gente que cuando ama siente celos.

Quiero decir que no hay una única forma de amar encuadrada en una definición y que las demás ni valen ni sirven, que si bien no es lo que has querido decir tú, sí es lo que se expresa en el trocito de libro que traes y como consecuencia lo que yo comento.

Wendeling dijo...

Amaranta y esos celos ¿no son consecuencia de inseguridad, de inmadurez personal y social?

Si cuando amo, el bienestar de la persona que amo es lo principal para mi ¿no le estoy haciendo daño con mis celos, con mis inseguridades? ¿No estoy colocando mi bienestar por encima de la persona que amo? ¿No es eso egoísmo?

He comentado la afirmación de Heinlein porque me he sentido plenamente identificada con ella. Como ya he dicho, para mi celos y amor no forman un binomio. Su definición de amor es mi forma de amar. ¿Qué hay muchas definiciones de amor? perfecto. Pero para mi un amor sano no implica sentir celos.

¿Sientes celos de tu hijo? ¿de tus padres? ¿Son esos celos "buenos" o "enfermizos"?

Y ahora me dirán que no es lo mismo... (esto no va por ti Amaranta, sino porque me veo venir cierto tipo de comentarios)

Amaranta dijo...

Wendolin en el texto se llega a afirmar que amar es incompatible con sentir celos. Y esto es lo que he venido a comentar, que este tipo de comentarios me parece tan absurdo como los del tipo contrario, aquellos que decían algo como que los celos son intrínsicos al amor y que quien no los siente no ama realmente. Ambas afirmaciones son incorrectas por falsas. Y son falsas simplemente porque hay gente que ama y nunca jamás ha sentido celos y hay gente que ama igualmente y los siente.

Mi comentario no iba en relación a lo si algo es malo o es bueno. De hecho es que el ser humano es egoísta y precisamente por serlo es normal que sienta celos porque este sentimiento está íntimamente ligado al egoísmo y no al amor. Pero yo sólo he dicho no me parece muy real en el texto el comentario que se hace sobre la imposibilidad de sentir celos cuando se ama de verdad. Y sobre todo cuando si se hace referencia al "de verdad", no creo que nadie esté en disposición de decir que hay gente que ama de verdad y gente que no. Todos conocemos cómo somos al amar (uno mismo) pero de ahí a decir que si alguien no ama exactamente a como lo hago yo no es amar, que es lo que en el texto se afirma, para mi es absurdo.

Y te repito que yo comento el texto, y que lo hago precisamente desde mi capacidad de amar sin que los celos me afecten. Yo también podría decir que al sentir celos y tener la capacidad de no hacerles ni puto caso, tengo más capacidad que tú que nunca jamás los sentiste y no sabes si podrías comportarte con el suficiente altruismo para anteponer el amor a los celos, sin embargo es que me parecería prepotente y absurdo creer por mi parte que soy el oráculo de los verdaderos sentimientos. Cada cual tiene sus propias limitaciones y nos enfrentamos a ellas de la manera que mejor podemos. Y todos tenemos sentimientos que se entremezclan que afectan los unos en los otros, de hecho se puede sentir celos a la vez que se ama porque son sentimientos independientes, pero aún así no se sienten celos por personas a las que no amamos, con lo cual hay una cierta premisa en los celos que es la de tener un afecto por alguien. Los celos no sólo se sienten por la pareja sino por otros familiares por los que sentimos afectos. Sentir celos tampoco creo que sea enfermizo, es algo muy humano, lo enfermizo es hacer caso a ese sentimiento y dejar que te destruya. Pero no podemos pretender ahora que las personas que sienten celos es simplemente porque son enfermos. Se sienten celos porque somos humanos, igual que se puede llegar a sentir odio, ira, etc, etc. Y sentirlos no te hace ni enfermo, ni malo, solo te hace humano. Ahora tu parte racional debe saber dominar esos sentimientos si no queremos que nos destruyan, porque estos sentimientos a quienes más daño hacen es a uno mismo, el que tenemos al lado si se ve afectado con largarse tiene suficiente para que no le afecte.

Mary Lovecraft dijo...

Totalmente de acuerdo contigo querida Wende, aunque es difícil lograrlo, por nuestras propias inseguridades en según qué momentos de nuestras de vidas, pero es que no puede ser de ninguna otra manera.

un besazo, pasa feliz finde, linda :****

La doctora House dijo...

Vaya doña Maia, veo que usted también sigue viva y dandole a la tecla. Heinlein es un genio, le recomiendo Job una comedia de justicia.

Reyna dijo...

Mi esposo es un hombre sumamente atractivo y se que muchas mujeres lo miran. La verdad, siempre me he sentido muy rara de sentir celos, muchas veces pienso que es porque el JAMÁS me ha dado ni al mas mínimo motivo, pero ahora que leo este extracto de "Forastero en Tierra Extraña" pienso que talvez realmente lo amo demasiado.

Muchas gracias por el aporte, en cuanto termine de leer los libros que estoy leyendo en este momento iniciaré este.

Saludos