lunes, 28 de septiembre de 2009

Tenemos chica nueva en la oficina...

Tenemos chica nueva en la oficina...
Que "no es Far*la" ni es divina.

Más que chica, es chico y es mi nuevo jefe.

Después de más de tres años en la misma empresa, con una jefa-supervisora que se convirtió al poco en más que jefa... en amiga. Ella ha sabido animarnos para conseguir objetivos, trabajar los extras, darnos esa pizca de seguridad en nosotros mismos que muchas veces nos falta...

Y un buen día, hace dos semanas, al llegar a mi visita semanal para presentar pedidos, me encuentro en su mesa a otra persona... al chico nuevo de la oficina.

Joven y sobradamente preparado... ¿o no?

Porque desde que él se convirtió en mi nuevo supervisor, he recibido una media de 2 llamadas de teléfono diarias y me ha obligado a vernos las caras 5 veces... en solo 14 días o más bien, 12 días de trabajo.

Antes tenía completa libertad de horarios siempre y cuando cumpliera objetivos.

Ahora todo es poco... los objetivos no importan, sino ser el primero en ventas...

.... ¿eh? ... ¿dónde me he metido? .... ¿perdón? ....

Soy de mente bastante abierta, capaz de escuchar sugerencias, proposiciones, nuevas técnicas de ventas... Pero lo siento, me niego a estafar y/o engañar por ser la primera. No es mi estilo.

Nunca he estado en la élite en mi oficio, pero siempre he cumplido siendo honesta y honrada con las personas a las que trato. Muchos de mis clientes con el tiempo se han convertido en mis amigos de todas a todas, me han ayudado cuando he tenido problemas y no me ha importado retrasar pagos si ellos lo han necesitado.

Así que espero sinceramente que el chico nuevo de la oficina cambie de parecer o terminaré teniendo serios problemas en mi trabajo.

3 comentarios:

Viviana y Sofia dijo...

Que posibilidad tenemos de que el muchacho inexperto e impasable e intragable sufra un desafortunado accidente ?

Cactus dijo...

Esperemos que no tarde mucho en darse cuenta que engañando a los clientes no va a conseguir hacer un buen trabajo.

Mucha suerte y paciencia.


Un besito.

Nanny Ogg dijo...

Se suele decir que el jefe nuevo quiere "jefear" a toda costa, es decir, que quiere que se note quien es el jefe. Esperemos que tu nuevo jefe esté "jefeando" y dentro de poco se le pase la tontuna... sobre todo por tu bien.

Besos