viernes, 10 de julio de 2009

Pelas y aire acondicionado

En agosto tengo vacaciones. Si o si, no hay opción ni fecha a elegir. En agosto cierra la oficina central y todos de vacaciones forzosas, comerciales (yo) incluidos. Pero con mi contrato, si no trabajo, no cobro, por lo que me toca currarme en un solo mes, julio, el sueldo de dos, julio y agosto.

En ocasiones me dan ganas de ponerme a gritar.

En otras, directamente no me dan ganas, grito:

- AAAAAAAAGGGGGGGHHHHHH

Y cuando llego a casa, me toca lidiar con las tareas y dos leonas peleonas que terminan aburridas al no tener una tarea específica en verano.

- Hola Ithilien... Estel... ¿qué tal la tarde?

- Bien, con mucha calor ¿cuándo vas a tener dinero para comprar un aire acondicionado?

- Uff.... tal vez si os decidís en ayudarme a ahorrar. ¿Os habéis peleado hoy?

- Mami, hace tanta calor que ni apetece pelearnos.

... Honradamente, creo que jamás voy a ahorrar para comprar ese aire acondicionado, al menos hasta que decidan independizarse. Al fin he encontrado una razón para seguir siendo "pobre".

4 comentarios:

Lara dijo...

Pues yo sin leonas me parece que también voy a seguir siendo pobre. Pobres pero "mu honras", jajaja...

Nanny Ogg dijo...

Desde luego, si gracias a eso no se pelean, yo tampoco compraría el aire acondicionado :D

Besos

Cactus dijo...

jajajajajajajjaa, haces muy bien, como mucho compralas un par de abanicos.

Un besito.

Monty dijo...

Pues yo me niego a no tener aire acondicionado, que me he acostumbrado cosa mala aqui ;)